Cabecera
A.P.A.P

Seguimos avanzando...

La inclusión de las personas con discapacidad en la sociedad es uno de los objetivos fundamentales que persigue nuestra institución. De dicha inclusión surge desde APAP la decisión de elaborar un proyecto de Vida Independiente, que consiste en la construcción de 8 residencias y un SUM (Salón de Usos Múltiples) para personas con discapacidad intelectual y/o motriz con suficiente y adecuado grado de independencia y autonomía personal. Tal proyecto fue evaluado por la CONADIS y financiado a través de la Ley de Cheques.

La vida independiente de las personas con discapacidad, entendida como oportunidad de emanciparse de sus familias o de los entornos institucionales (servicios residenciales), es una realidad aparecida en los últimos años, que surge como consecuencia lógica de haber ido consolidando la normalización de sus proyectos vitales. La normalización se ha concebido siempre como el derecho a gozar de las mismas condiciones de vida que cualquier ciudadano/a (Wolfensberger, 1972).

Hablamos de personas que, después de haber sido formadas en entornos educativos ordinarios (educación inclusiva), de haberse incorporado al mundo del trabajo (inserción laboral) y de haber accedido a los ambientes comunitarios de referencia (participación social), se plantean poder continuar completando unas trayectorias personales basadas en criterios de normalidad e igualdad.

Habiendo accedido a la vida adulta activa y a una ciudadanía responsable, la consolidación de sus esfuerzos pasa por ejercer y disfrutar la autonomía adquirida accediendo a una vivienda propia, creando su propia unidad de convivencia (solos, en pareja, con amigos...) y comenzando a ejercer el control de su propio plan de vida.

El proyecto involucra a las personas con discapacidad intelectual y/o motriz, sus familias y a la sociedad en su conjunto, en tanto, al garantizar el acceso a una vivienda propia y fortalecer la autonomía personal y el ejercicio de los derechos, estamos contribuyendo también en la inclusión social y la formación de una ciudadanía responsable.

Su puesta en marcha permitirá a personas adultas con discapacidad incrementar su nivel de autonomía, con un mínimo acompañamiento y/o apoyo. El ofrecimiento de residencias beneficiaría no solo a personas residentes en nuestra ciudad y provincia sino también a localidades vecinas que demanden este tipo de prestación.

Volver al Menú
Diseño y Desarrollo Web - Contacto