Cabecera
A.P.A.P

Editorial

El Día Internacional de la Discapacidad nos recuerda una faceta especial de la fortaleza, que no tiene que ver con estructuras rígidas o con el vencer en toda circunstancia sino con los proyectos que se plasman junto a otros, en un intercambio y crecimiento mutuo.

Diciembre, es un mes con el estigma de las fiestas, saludos, rencuentros y obligados balances. Al finalizar una etapa de intenso trabajo observamos la geografía del trayecto recorrido y no podemos dejar de sentir la satisfacción que sobreviene cuando sentimos que hemos cumplido con el objetivo. Los triunfos y logros, así como las dificultades y obstáculos, propios de las empresas importantes, muestran que las expectativas no fueron vanas y que el camino cobra sentido cuando lo recorremos junto a otros.

Llegar al término de una etapa o a un descanso nos permite recuperar el aliento y las fuerzas, evaluar lo transcurrido, pero sobre todo, ejercer el valor de la gratitud a todos los que nos acompañaron. GRACIAS por ésto: a las familias de los concurrentes, a los docentes, técnicos y personal de A.P.A.P, que aportan su cuota diaria de trabajo silencioso y tesonero; a los organismos nacionales, provinciales y municipales que se constituyeron en vehículos de concreción de nuestros proyectos; a las Organizaciones de la Sociedad Civil con quienes compartimos ideales de lucha; a los medios de comunicación que se muestran sensibles y colaboran en la tarea de difundir; a los socios, auspiciantes y lectores de la revista de A.P.A.P. y todos los que colaboran de distintas maneras para que nuestra obra sea una realidad… Y gracias a Dios que nos sostiene para proseguir en el camino trazado.

El 3 de diciembre, en ocasión de organizar los Juegos Olímpicos Integrados, invitamos a la sociedad toda a un esfuerzo por deshacernos de prejuicios que tienen que ver con el temor, el juicio negativo, la visión de los límites, para vincularnos desde el respeto, la capacidad, el valor, el amor… Solo así podremos iniciar una nueva etapa aportando a la construcción de una sociedad que nos incluya a todos.

Proseguimos en nuestra tarea sin descanso con el deseo que el año próximo cada uno de nosotros pueda cosechar abundantes frutos de su siembra.

¡FELICES FIESTAS!

Hugo Carbonel

Apoderado de A.P.A.P.

Volver al Menú
Diseño y Desarrollo Web - Contacto